Consúltanos tu caso gratis

 

Abogado, procurador en tu divorcio

Abogado: representante de los clientes, encargado de defender sus intereses en un proceso judicial

Procurador: representante de los clientes ante los Juzgados

Ambos, abogado y procurador son necesarios en un proceso judicial y éstos deben trabajar en estrecha colabaración.

Definición jurídica

Abogado: Se trata del profesional encargado de defender técnicamente los intereses del cliente dentro de un procedimiento judicial. En algunos procedimientos no es obligada su intervención. En los procedimientos de familia, el art. 750 de Ley de Enjuiciamiento Civil obliga a que los cónyuges estén defendidos por abogado, que en los casos de mutuo acuerdo, en los que las partes defienden un interés común, pueden ser defendidos por el mismo profesional, lo que supone una reducción de costes a la hora de instar el correspondiente procedimiento.

Procurador: Profesional que se encarga de representar a las partes en el procedimiento judicial. Su tarea es diferente a la del abogado, ya que a efectos prácticos se encarga representar ante el Juzgado a su cliente, siendo notificado de todos los escritos que se dicten por el Juzgado, dando traslado al abogado de los mismos.
Respecto a los procedimientos de familia, rige la misma normativa que respecto a los abogados.